A pesar de que Guatemala realiza el 67% de sus compras a través de las distintas modalidades, que ofrece la Organización Sanitaria Panamericana, acumula un total sobrecosto de un 33% si se consideran los precios de referencia de la propia OPS y Medicos Sin Fronteras.

Precisamente en este 33%, adquirido a través de compras locales, que ha dejado considerables pérdidas en el país centroamericano, ya que son precisamente las compras realizadas a proveedores locales han resultado ser más costosas que los precios de referencia.